Feb 142017
 

José Victoria

Pasado Vistalegre II, a la dirección podemita toca ahora la dificil tarea de repartir la dirección entre la corriente encabezada por Pablo Iglesias y la de Iñigo Errejon. Entre las dos se raparten el 96 por ciento de los votos de los inscritos. Si hace unos dias la organización buscaba un secertario general, despues de haberlo reencontrado en Pablo Iglesias le corresponde a este administrar la victoria. De como lo haga dependerá un Podemos reunificado o un Podemos partido.

Lo de la reunificación parece dificil. Las dos familias enfrentadas siguen hablando en clave de clanes. El propio Rejón habla de un reparto de la ejecutiva, 60-40 mientras Iglesias tiene claro que las importancias mas mediáticas deben corresponder a las mujeres de su entorno.
Asi las cosas se prevé un caldeado encuentro ciudadano el próximo sábado. Para Iglesias la docotomia es complicada. Si no aparta a Errejon de la primera linea sera un recordatorio de como el nuevo radicalismo imperante mengua las opciones electorales podemitas. Si lo mantiene, el ex número 2 podrá seguir mostrando esas pequeñas diferencias de matiz con el reconfirmado número 1 que esta en el origen de sus diferencias.
Errejon abandonará la secretaria política, que por lógica debería desaparecer y que le ha permitido mantener a su guardia de corps desde que Podemos empezó a recibir dinero. También es casi seguro que perderá, antes que despues, la portavocia en el Congreso mujer fuerte de Podemos, Irene Montero.
A partir de ahi queda por ver la reacción de Errejon y sus fieles. Con las elecciones a dos o cuatro años no parece razonable una escisión sin plantar pelea. Pero todo es posible.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.