Ene 272017
 

José Victoria

Por mas que se empeñen en disimularlo, los que han terminado por convertirse en lideres de Podemos a nivel estatal, Pablo Iglesias e Iñigo Errejon, están en guerra declarada. En vísperas de su segunda asamblea ciudadana estatal y del posterior relevo de las direcciones autonómicas y municipales las dos tendencias y media, errejonista y pablista y la media anticapitalista andan enfrascados en una lucha sin cuartel por como se repartirá la tarta política y el pastel presupuestario entre los diferentes claves. “Peccata minuta”.
En realidad no se trata mas que de la consecuencia logica de las peleas por el poder que se producen en cualquier organización política. Nada nuevo bajo el sol.

Lo ilogico es que unos y otros se acusen de lo mismo sin querer entrar en el fondo de un debate ideológico que parece demasiado serio para un congreso….
Y es que la indefinición de posturas que permitió lanzar el proyecto, también esta resultado un lastre demasiado pesado. Por ejemplo, el programa economico de Podemos es claramente reformista. Mucho mas cercano a Keynes que a Marx, Lange o Amin.
¿Está este punto en debate en el próximo congreso o lo está el tamaño de la ventana de oportunidad que ven unos y otros en el futuro inmediato para España….?
Nadie sabe y menos aun contesta.
Tampoco el modelo territorial español. Confederación, federación, secesión… Pero de esto no se debate nada. Tampoco sobre el modelo de financiación de la seguridad social, las pensiones, renta minima o universal, modelo de crecimiento, separación de poderes, medios de comunicación publicos, coexistencia entre banca pública o privada, relación con el resto de la UE, euro fuera o dentro. Nada. Ni una palabra.
Pablo, Iñigo, Urban sus clanes y fans han entrado en una dinámica mucho mas divertida y truculenta consistente en un intercambio constante de chanzas similar a lo que sucede con el resto de los partidos de la casta… Porque la casta ha sobrevivido y vencido a Podemos. Lo unico nuevo es la coexistencia de la nueva y la vieja casta…
Para quienes no quieran creerlo basta con revisar la interminable lista de liberados por el aparato de Podemos en estos años. Y mas que vendrán. Unos serán revolucionarios y otros reformistas… da igual. Mencheviques contra bolcheviques o Lenin contra Plejánov.
Pero lo peor no son son o eran ellos dos. Lo malo eran sus clanes o fans. De entre sus filas salio Stalin. Y luego se cargo a Stalin. Urban andate con cuidado.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.