Jun 112016
 

CSCon la gran cantidad de problemas urgentes que tiene este país, corrupción, pobreza, paro, desigualdad… los partidos políticos se limitan a recoger los votos del personal. Nada de informar sobre sus propuestas para solucionar los problemas de la gente. Ven al electorado como un conjunto heterogéneo de idiotas. Nada de ideas y mucho miedo. Eso venden.

José Victoria

Los especialistas en esta materia son, por igual y en idéntico grado, populares y ciudadanos. Ambos miran a Venezuela para críticas a Unidos Podemos como si España fuera un importante productor de crudo en horas bajas o como si el clima tropical de Caracas pudiera afectar al secarral de Madrid.
Incomprensible… Y lo peor es que ese miedo se traslada a realidades tan alejadas de España como bolivarianos o comunistas. Por cierto ¿existe en la actualidad algún país comunista? Incluso ¿es el comunismo algo mas que un elemento retorico o una reliquia histórica.
Lo mejor del caso es que si el “libertador” venezolano, Simón Bolívar, levantara la cabeza se pondría al frente de los opositores a Maduro….
Sea como fuere la caótica Venezuela, y lo es desde hace 50 años, mucho antes de Chávez y Maduro, es un problema que deben resolver los venezolanos con algo más de calma y menos pedradas. Mas dialogo y menos gritos para una sociedad que desde mucho antes de los patriotas bolivarianos ya era una de las más inseguras del mundo, con mas de 3.000 presos políticos cuando la visitaba Felipe González en calidad de intimo amigo de su presidente-tiranozuelo Carlos Andrés Pérez.
En todo caso volviendo a España, los políticos parecen haber perdido la senda del sentido común y centran los debates en intentar meter miedo a los pensionistas, cuando nadie ha colaborado tanto a la quiebra, más que posible del sistema de pensiones, que el PP que en solo cuatro años ha dilapidado los recursos que tardamos 20 años en acumular…
Es urgente que vuelvan a ponerse sobre la mesa los problemas de la ciudadanía. Para eso son las elecciones. Para abordar problemas como el paro, la corrupción, la perdida de derechos sociales o del millón de familias que no tienen ningún ingreso. Pero eso saben que no puede cambiar sin una profunda reforma fiscal. Y de ese tema no quieren hablar. Es mucho mas fácil abordar la cuestión de quién es el más gilipollas de los candidatos… o como diría Alberto Garzón, el mas idiota.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.