Mar 112016
 

sanchezNo será posible. Las condiciones draconianas que impusieron los barones al provisional, secretario general del PSOE, Pedro Sanchez, para negociar gobierno ya hacia presagiar estas dificultades leoninas.

JOSÉ VICTORIA
Las explicaciones para este proceso de acoso y derribo cañita del secretario general son varias. Según una primera hipotesis, los líderes territoriales impusieron priorizar a la nueva derecha. Ciudadanos, y olvidar a las organizaciones de izquierdas con la vana ilusión de que estas últimas regalarían una abstención para investir al candidato Sanchez. Lógicamente ya saben que eso no sucedera. Vía muerta para la primera hipotesis.
Segun una segunda hipótesis, o escenario que gustan decir los pretenciosos, los barones ya sabían que en ningún caso el “rojerio” de la cámara permitiría la investidura de Sánchez. El candidato ha sido condenando a pasear de arriba abajo en el Congreso del brazo de Albert Rivera… Con ese ridículo en la mochila sería mucho más fácil desalojar a Pedro de Ferraz y de ahí al paro… Y esta es la hipótesis que sigue abierta.
Una vez desalojado Sánchez tras el cónclave socialista previsto para antes de la repetición electoral llega la segunda. Ya en Madrid, la insufrible Susana Dia dejaría en Sevilla la herencia envenenada de los “eres” y unas perspectivas electorales que colocan a los socialistas por detrás de los populares en el caso de un adelanto de las generales. Luego, Susana tendría las manos libres para negociar con el también relevo de Rajoy, segunda operación en marcha, el ansiado por el Ibex 35, gobierno de gran coalición.
Faltan ya sólo menos de dos meses para saber el resultado final… Pero de momento se está cumpliendo la segunda hipotesis. Pocas posibilidades hay de un giro inesperado y de última hora para un Sánchez que sabe que el acuerdo firmado con Rivera es inviable. Y es que las cuentas no cuadran… El acuerdo de centro derecha deja sin recursos al Estado para desarrollar una política social digna de ese nombre.
Por si fuera poco, estan las llamadas de atención de Bruselas sobre equilibrio presupuestario. La Unión Europea ha dicho claramente que el nuevo gobierno espanol solo tendra dos caminos. El primero es subir los impuestos, elegido por los partidos de izquierdas. El segundo reducir gastos sociales, elegido por el PSOE, Ciudadanos y el PP. Así que ya sabemos cual es la ruta a seguir.
Por acción u omisión los socialistas ya han elegido. Cuatro años más de penalidades y subidas del 1 por ciento de las pensiones. Cuando la caja de la tesorería de la Seguridad Social no tenga ni un euro será el tiempo de la izquierda… Un futuro negro.
Lo único que necesita el Ibex 35 es librarse de los dos candidatos. Sin Sánchez y Rajoy todo, piensan los mercaderes, será más facil. Y es que para esta gente la política se parece cada día más al futbol… Es más barato cambiar de entrenador que a todo el equipo. Al tiempo.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.