Mar 072016
 

LiFi, una nueva tecnología que promete ofrecer conexión Internet de banda ancha a través de la luz eléctrica ofrece una tecnología que a través de algo tan habitual como las bombillas Led podría alcanzar hasta los 224 gigabits de velocidad.

Todo empezó en 2011 cuando se empezó a hablar de LiFI gracias a su inventor, un profesor de universidad llamado Harald Haas, profesor en la Universidad de Edimburgo.
En algunos de los laboratorios académicos en los que se está trabajando en el desarrollo de LiFi se asegura que se han llegado a superar los 224 gigabits por segundo de velocidad. Esto ha conllevado que muchos titulares aseguran que LiFi es hasta 100 veces más rápido que las actuales conexiones WiFi. Frente a las tradicionales redes WiFi, Visible Light Communications (VLC), nombre con el que también se conoce a LiFi, solo necesita de una fuente de luz (como bombillas LED) en lugar de una frecuencia de radio, una conexión de red y un detector para funcionar, por lo que casi cualquier bombilla podría servir como punto de conexión. Los promotores de esta tecnología defienden que el espectro de luz es más abundante que el de radio, que no requiere licencia y que su uso es gratuito.
Lo primero es que genera menos interferencias, dado que se puede utilizar cualquier bombilla para propagar la conexión. Algo que, además, hace que no se necesite regular las frecuencias de ancho de banda para poder utilizarlas como canales de transmisión de los datos a través de Internet.
Asimismo, se considera que tiene mucha más seguridad que las tradicionales conexiones inalámbricas, puesto que la luz no puede atravesar las paredes, lo que haría imposible que de una habitación cerrada se escapara la información y que otros la pudieran interceptar.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.