Mar 032016
 

appleHoras después de que Apple pidiera a los legisladores ayuda para resolver el creciente enfrentamiento del gigante tecnológico con el gobierno de los EE.UU., Apple se opuso formalmente a la orden de un juez federal para ayudar a los agentes del FBI piratear un iPhone dejado por un tirador en San Bernardino, California.

Apple acusa al FBI de pedir a Apple que cree una “puerta trasera” en el iPhone – un movimiento que dijo es “demasiado peligroso”, ya que “debilitaría la seguridad de todos” iPhones.
La idea de Apple es que este precedente podría poner en peligro otros “teléfonos” no es real, para los responsables de FBI que han descartado la idea de que la asistencia de Apple en el caso de San Bernardino pondría en peligro a otros teléfonos en todo el mundo.
“El código sólo funciona en éste teléfono, y la idea de que funcione en mi teléfono o el teléfono … no es real”, ha declarado el director del FBI James Comey al Comité de Inteligencia de la Cámara la semana pasada. “[Además] el código seguira en poder de Apple.”
El origen de esta controversia es el atentado del 2 de diciembre de 2015, cuando Syed Farook y su esposa, Tashfeen Malik, cometieron un atentado en una fiesta del gobierno del condado, matando a 14 de sus compañeros de trabajo de Farook en San Bernardino.
El responsable del FBI consideran que las fuerzas del orden “realmente salvan vidas de las personas … y lo hacemos gracias al allanamiento de dispositivos móviles.”
Los fiscales federales dicen que el teléfono del trabajo de Farook, que le dió el Condado de San Bernardino, podría estar escondiendo “pruebas fundamentales” sobre los ataques terroristas, incluyendo cualquier comunicación con otros radicales.
A principios de esta semana, un juez federal que preside un caso separado, relacionada con las drogas en Brooklyn, Nueva York, dijo que las autoridades federales no tienen autoridad legal para forzar a Apple a entrar en un iPhone.
Al final, según parece la controversia entre Apple y el FBI, dicen los expertos que terminaría en la interpretación del Tribunal Supremo de EE.UU.
Y es que la cuestión trasciende el ámbito tecnológico y vuelve a poner sobre el tapete el retraso de los legisladores a la hora de regular los nuevos avances tecnologicos y el choque cultural entreel sector que mas rapido avanza: la tecnologia, contra el de mas lento desarrollo: la ley…

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.