Jun 292015
 

KrugmanEl premio Nobel de Economía Paul Krugman tiene muy claro que la Union Europea su troika son directamente responsables de lo que pueda suceder an la crisis griega. El problema es que estan intentando imponer unas condiciones abusivas que condenaria a la miseria a mas de la mitad del pueblo griego.

El prestigioso economista Paul lo tiene muy claro. El profesor de la Universidad de Yale asegura que votaría “no” en el referéndum convocado por el Gobierno griego el 5 de julio para decidir sobre la última propuesta de los acreedores, dado que el apoyo a las medidas de la troika supondría prorrogar indefinidamente las condiciones de los últimos años y tendría implicaciones políticas negativas en el país.

El Nobel dice que la troika ha hecho una oferta a Alexis Tsipras que éste no puede aceptar
En artículo titulado Grisis publicado en su blog en The New York Times, Krugman explica que, aunque la perspectiva de una salida de Grecia del euro “asusta a cualquiera”, incluido a él, lo que está exigiendo la ‘troika’ es que el régimen político de los últimos cinco años continúe de forma indefinida.

“¿Qué esperanza hay en todo esto? Quizás, sólo quizás, la voluntad de abandonar la zona euro inspirará un nuevo pensamiento, aunque es muy probable que no”, afirma Krugman.

En este sentido, añade que la devaluación monetaria no crearía mucho más caos del que ya existe y allanaría el camino para una “eventual recuperación, como lo ha hecho en muchos otros lugares y ocasiones”. “Grecia no es tan diferente”, incide.

Por otro lado, subraya que las implicaciones políticas de una victoria del ‘sí’ serían “muy preocupantes”. Así, critica que la troika haya hecho una oferta al primer ministro griego, Alexis Tsipras, que no puede aceptar y “presumiblemente lo hicieron a sabiendas”.

Krugman considera que el ultimátum fue, en efecto, un movimiento para sustituir al actual Gobierno griego. “Incluso aunque no te guste Syriza, tiene que ser preocupante para cualquiera que cree en los ideales europeos”, incide.

Asimismo, el Nobel de Economía cree que la salida de Grecia del euro, conocida como Grexit, no está muy lejos del punto actual tras el corralito, lo que significa que un análisis de beneficios y costes en este momento es “mucho más favorable” a una salida del euro que nunca.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.