Feb 282015
 

Carolina BescansaPodemos ha publicado un informe encargado a una auditora externa que certifica que el partido no se ha financiado con donaciones de empresas a nombre de los miembros de su Consejo de Coordinación, la Ejecutiva en la que participan Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa y Pablo Iglesias.

De hecho, y según el documento elaborado por la auditora Muñoz Vázquez Asociados S.A, hecho público este viernes, el partido ha recibido 30 donativos de empresas por un importe de 16.085 euros, y “ninguno se corresponde con las empresas declaradas por los miembros del Consejo de Coordinación de Podemos en sus declaraciones de bienes”, como asegura el texto. En total, Podemos ingresó 947.081 euros en 2014, y entre sus altos cargos sólo sus eurodiputados hicieron donaciones periódicas -52.206 euros en total-, como asegura la formación. “Queríamos que hubiera auditores externos que certificaran que decimos la verdad, no hay ningún partido que se someta a esto”, ha defendido la secretaria de Análisis Político del partido, Carolina Bescansa. “Sirve para despejar cosas que se han dicho y que han sido falsas, que van contra el mascarón de proa de esta organización”, “la transparencia”.
El texto apunta que la “casi práctica totalidad” de los ingresos se encuentran identificados (el porcentaje de casos en los que falta algún dato es inferior al 3%), y notifica que las donaciones de personas físicas no han sobrepasado los 15.000 euros -sólo hay dos-. En su asamblea constituyente, realizada con posterioridad a la recepción de estas donaciones, el partido fijó su nuevo límite en los 10.000 euros, y aunque asegura que no puede revelar la identidad de los donantes en virtud de la Ley de Protección de Datos, pretende comenzar a pedir permiso a quienes aporten más de 5.000 euros para hacer públicos sus nombres.
Podemos también ha explicado las novedades de su portal de transparencia, que a juicio de la formación va mucho más allá de los sitios web puestos en marcha por el resto de partidos, y en el que desde hoy aparecen las declaraciones de bienes de 62 miembros de su Consejo Ciudadano estatal, el máximo órgano de dirección política del partido, y de la Comisión de Garantías Democráticas, ya que hasta la fecha sólo facilitaban las de sus cinco eurodiputados. En concreto, las declaraciones hacen referencia a las actividades desarrolladas por los miembros de la dirección del partido en 2013 y 2014, y los bienes declarados a fecha del 31 de diciembre de 2013
La secretaria de Análisis Político y los miembros del equipo de finanzas del partido Segundo González y Miguel Ongil han asegurado que próximamente también contarán con las declaraciones de bienes de los secretarios generales autonómicos y el representante del partido en el exterior, además de las correspondientes a los miembros de los distintos consejos ciudadanos autonómicos y municipales.
A día de hoy, el portal recoge las cuentas de gastos e ingresos de la formación desde su constitución como partido (marzo de 2014) hasta el 31 de diciembre de este año, y se sigue actualizando trimestralmente para dar cuentas de “hasta el último euro”, en palabras de Bescansa y González, que insisten en marcar las diferencias en materia de transparencia entre Podemos y las organizaciones políticas tradicionales. “Hemos puesto de moda la transparencia”, o “aportamos la transparencia que queremos ver en otros partidos” han sido dos de los mensajes de González a otras formaciones, mientras Bescansa insistía en que desde siempre han querido “hacer las cosas de forma distinta en lo político y en lo económico”.

La renuncia a la financiación por préstamos bancarios, a los que sí recurre el resto de partidos, ha sido una de las promesas de la formación desde su nacimiento, y a día de hoy siguen afrontando sus gastos a través de donaciones -la media está en torno a los 14 euros por persona-. Sumando a esta cantidad las aportaciones de sus cargos públicos y las campañas de crowdfunding, el partido recauda cerca de 100.000 euros mensuales.
Bescansa ha criticado la ley electoral vigente, que brinda al sistema “las máximas garantías de que se reproduzca a sí mismo”. “Estamos financiando un sistema orientado a bloquear las posibilidades de cambio”, zanja. Reconoce que todavía “no existen medidas propositivas consensuadas con los colectivos implicados”, pero apunta que hay cosas “indefendibles”, como que la ley “permita que entidades financieras condonen anualmente 100.000 euros de deuda a los partidos políticos”.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.