Oct 082014
 

La ministra de Sanidad y sus acólitos de la Comunidad de Madrid no quieren testigos y quieren asesinar a Excalibur, el perrito de la enfermera que por culpa de la incompetencia de las autoridades está hospitalizada por el ébola.

Como si Excalibur tuviera alguna culpa de la incompetencia de Ana mato y sus consejeros. Como si Excalibur tuviera culpa de que las autoridades sanitarias no formarán a los profesionales o les mandaran de vacaciones o no tuvieran trajes adecuados…
Ni siquiera se ha atendido la petición de que Excalibur sirva para estudiar la posible transmisión de la enfermedad a otros animales… Nada. La decisión de PP es ejecutar al perro. Y eso que se trata del mejor amigo del hombre.
De momento sólo está vivo porque los bomberos exigen ser provistos de trajes de protección de nivel 4 antes de acceder a la vivienda y entrar en contacto con el perro.
Ante el edificio donde viven se han concentrado numerosos manifestantes para denunciar este nuevo abuso de las autoridades…

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.