Oct 082014
 

endesaLas empresas que pagan sueldos astronómicos a Felipe González o José mMaria Aznar reparten dividendos, beneficios, multimillonarios entre sus accionistas mientras cientos de miles de familias españolas no tienen dinero para pagar el recibo de la luz. Es es el panorama de la economía española a principios de octubre.

Por José Victoria
El bipartidismo del PP/PSOE ha servido bien a las compañias electricas, energéticas, bancos y las empresas devuelven el favor recompensando con rentas vitalicias a los políticos que otrora les hicieran más ricos colocándoles en consejos de administración en los que cobran cantidades millonarias por no hacer nada. Absolutamente nada.
Pero es que el bipartidismo, los ministros de Industria han servido bien a los intereses de las grandes empresas españolas. Y aquí están los resultados. Mientras el personal no tiene para pagar la luz, empresas como Endesa enteregan más de 14.000 millones de euros a sus accionistas. Concretamente unos 14.600 millones, récord absoluto en la historia empresarial española. Casi todo ese dinero, el 92%, irá a parar a las cuentas de Enel, la firma italiana que controla la eléctrica española.

Además, la compañía anuncia para la primera mitad de 2015 un pago de 800 millones como dividendo ordinario con cargo a los resultados de 2014 y una cifra superior en 2015 y 2016. De ese modo, la empresa reparte en dividendo casi la mitad del valor de la compañía, cuyo tamaño se verá reducido drásticamente con las operaciones en marcha. La eléctrica vale algo más de 32.000 millones en Bolsa, pero su valor caerá previsiblemente por debajo de los 20.000 millones cuando se haga efectivo el dividendo récord.
Endesa pedirá dinero prestado para poder pagar el dividendo, que se financiará en parte mediante un préstamo de 4.500 millones de euros a 10 años a un tipo de interés fijo del 3% y una línea de crédito de 1.000 millones de euros a un año a Euribor más 0,6%, ambos comprometidos en firme por Enel Finance International, N.V., una filial del grupo italiano domiciliada en Holanda. El resto, los 852 millones que faltan hasta cubrir la totalidad del dividendo acordado, se financiará mediante otros instrumentos de liquidez disponible de la sociedad.
Y es que cuando los políticos sirven bien a sus amos. Los amos les dan una galletita en forma de un sillón en el consejo de administración. Como Caja Madrid… sin ir mas lejos.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.