Oct 042014
 

UniversidadMarea VerdeEl Gobierno español del Partido Popular, tanto en tiempos de Aznar como ahora con Mariano Rajoy, ha puesto toda la maquinaria pública al servicio de la destrucción del sistema de educación pública, uno de los pivotes fundamentales del antes conocido como “estado del bienestar” que gracias a los sucesivos “ajustes” presupuestarios se ha transformado en “estado del malestar”.

Por José Victoria
Y esto no es una valoración. Se trata de una evidencia que muestran las cifras. España es uno de los países de la UE que más enfasis ha puesto en reducir el gasto sanitario durante estos últimos cinco años. Un informe de la Comisión Europea presentado este viernes demuestra que los profesores españoles cobran casi un 20 por ciento menos que en 2009.
“Las caídas más significativas se hayan registrado en los países más afectados por la crisis económica”, como señala el documento, que destaca que el mayor descenso se produjo en Grecia con un 40% de caída.
La comparativa incluye salarios a tiempo completo de profesores y directores de centros desde la etapa de preescolar a secundaria. Abarca 33 países.
“A medida que la Unión Europea se recupera de la crisis económica, los estados miembros deben reflexionar con atención sobre el papel de la remuneración y las condiciones laborales para atraer a la docencia y retener a los mejores candidatos”, ha señalado hoy la comisaria europea de Educación, Andoulla Vassiliou.
Los sueldos de la enseñanza pública en España, según el informe, oscilan entre un mínimo de 27.754 euros de un maestro de preescolar recién llegado a un máximo de 45.978 euros para un catedrático de secundaria al final de su carrera. Son cifras similares a las de países del entorno, como Francia (de 24.724 a 48.131 euros) o Portugal (entre 21.458 y 41.164). Finlandia, una de las naciones con mejores resultados en pruebas de evaluación como PISA, tiene una variación de 27.424 a 54.324 euros. La diferencia con estos países no se refleja tanto en los salarios de los profesionales como en el número de estos con cifras de alumnos por clase que en España duplican las de finlandia.
Y es que en materia educativa, al igual que en otras materias, el problema es que la calidad viene precedida de la cantidad. Si en este caso es el número de alumnos por aula, en el acaso de la universidad y el programa Erasmus viene del número de alumnos que tienen que repartirse un volumen decreciente de becas.
Las becas Erasmus superan en promedio por muy poquito los 140 euros al mes como media en España, muy por debajo de los 272 euros mensuales del resto de Europs, según los da la Comisión Europea en Bruselas. Ningún otro país ofrece becas inferiores a los 200 euros mensuales, para unas ayudas que superan los 600 euros al mes en algún caso.
A cambio, España, por ejemplo, es el país que más estudiantes Erasmus recibe de los Veintiocho con con más de 40.000 becados superando a los siguientes de la lista, Alemania y Francia, que están en torno a los 30.000. Las cuatro universidades europeas que más estudiantes acogen son españolas: Granada, Valencia, Sevilla y Madrid. España es, además, el país que más estudiantes envía al extranjero con 39.249.
José Ignacio Wert, o decidió en enero cambios en la metodología de estas becas, que con el mismo nombre englobarán dos tipos de ayudas. Los alumnos con mejores notas y un alto dominio del idioma del país de destino recibirán 350 euros mensuales. Los que tengan un expediente más pobre y menos nivel en la lengua extranjera, solo 250 euros al mes. Y es que en Educación cada día hay menos dinero para mal alumnos. Y la ecuación no cuadra.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.