Sep 262014
 

EcheniquePablo IglesiasPablo Echenique, eurodiputado de Podemos, físico y hombre conciliador ha dado una buena lección, en el programa Al Rojo Vivo de la Sexta a todos aquellos que quieren ver en el debate abierto a la ciudadanía que esta suponiendo la Asamblea Constituyente de Podemos una lucha sin cuarten por el poder. A pesar de las preguntas insidiosas que le hacen los reporteros, Echenique repite una y otra vez que su propuesta organizativa no está en Plaza Podemos para poner en un aprieto al portavoz y cofundador de la organización Pablo Iglesias y al resto de los compañeros que pusieron las primeras piedras de la organización.

Por José Victoria
Echenique, siguiendo los pasos de Palo Iglesias, es una fiel muestra del espíritu de Podemos, una organización nada cainita donde la defensa de los argumentos propios no supone el menosprecio de los del otro. El respeto al otro es la clave del éxito de Podemos. La defensa de métodos organizativos propios no tiene que suponer el descrédito de los que propone el contrario.
El caso es que en la actualidad se está proponiendo en Plaza Podemos métodos organizativos que superan con creces la calidad democrática del resto de las formaciones políticas. Todos ellos son absolutamente democráticos. Y ello es porque tanto la elección de todo se hace vía asamblea presencial y “on line” como la revocación. Todas las propuestas comparten esos principios fundamentales. Y eso no lo hace ninguna otra organización.
Sobre esa base tienen razón Pablo Iglesias o Echenique: ninguna organización es tan democrática como Podemos. El resto de los elementos que componen los estatutos tienen una importancia secundaria y que nada tienen que ver con la democracia: que si portavoces o secretarios, que si uno o siete… Ahí no se trata de calificar la democracia. Lo que se busca con esos números es la operatividad. Para entendernos… La democracia, el motor de Podemos, es fortísimo, luego si el coche tiene uno o siete portavoces es un problema más estético que político… como el número de puertas, siguiendo el símil automovilístico. Es como sus nombre. Los dos tienen el mismo… pero con distinto apellido.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.