Sep 222014
 

ExodoEl Gobierno turco ha decidido cerrar la frontera con Siria para frenar la llegada de mas de cien mil ciudadanos/as siriois que intentaban llegar a este pais para huir de la matanza de Ain al Arab (Kobané en kurdo) y que desde el pasado viernes ha provocado la llegada de a Turquía cerca de 70.000 kurdos sirios, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

La toma de Ain al Arab (Kobané en kurdo), la tercera población kurda más importante de Siria situada en la frontera con Turquía, es clave para el EI porque le permite ahora controlar gran parte de esta frontera.
El grupo ultrarradical sunita, que cuenta con unos 35.000 hombres, entre ellos muchos occidentales, continúa conquistando territorios en Siria e Irak a pesar del anunció de una ofensiva de Estados Unidos y de la creación de una coalición internacional contra el EI.
Según el jefe de la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abdel Rahman, la ciudad de Kobané está “totalmente asediada” por el EI, que también tomó 60 pueblos de los alrededores desde el martes, cuando lanzó una ofensiva en la zona.
Los yihadistas, que tienen armas pesadas y tanques, se enfrentan a los combatientes kurdos que defienden Kobané con la ayuda de otros kurdos venidos de Turquía.

Share

Sorry, the comment form is closed at this time.